Componentes de los Alimentos

Magia en la Cocina, 29 septiembre, 2014

Podemos aproximarnos a la cocina como pasatiempo, hobby, entretenimiento o incluso como un arte, pero la realidad es que para la gran mayoría es sobre todo una necesidad. Necesitamos los alimentos para obtener la energía necesaria para mantener el cuerpo en funcionamiento, y aunque siempre hay que mantener una dieta equilibrada que garantice la obtención de todo tipo de nutrientes, podemos ir adaptándola a las necesidades de cada persona y momento de la vida.
Para ello, es muy importante conocer los diferentes componentes de los alimentos y la función que cumple cada uno.

componentes-de-los-alimentos

1.- Componentes energéticos. Son los que liberan energía para que el cuerpo funcione. Unos son de liberación más lenta y otros inmediata, y principalmente son los hidratos de carbono y las grasas.
Nuestro cuerpo divide a los hidratos de carbono en unidades básicas de energía que distribuye entre las células para mantener su actividad.Su aportación de energía es a corto plazo y si se consumen en exceso, éste se acumula como glucógeno o como grasa en los tejidos.
Las grasas son reservas de energía que almacena nuestro cuerpo para momentos de consumo superior al que se puede asumir utilizando los hidratos de carbono disponibles. Además sirven como transporte de ciertas vitaminas que son solubles en grasa y son necesarias para el correcto funcionamiento del cuerpo.

 

2.- Constructores. Son elementos que se utilizan para mantener la constante evolución del cuerpo, construyendo nuetros tejidos. Una vez ingeridas como parte de los alimentos, las proteinas son divididas en aminoácidos, sus unidades, y son éstos los que se utilizan en la construcción de tejidos. Existen 22 aminoácidos, pero de ellos 8 son funamentales e imprescindibles en la alimentación diaria para asegurar la correcta síntesis de proteinas.
No todos los alimentos contienen todos los aminoácidos y es especialmente importante asegurarse de obtener todos en las dietas veganas y vegetarianas, que es posible que necesiten aportar algunos aminoácidos de forma externa a las comidas habituales.

 

3.- Oligoelementos. Son elementos que se necesitan en cantidades muy inferiores a las proteínas o los hidratos de carbono, pero son imprescindibles para el funcionamiento del organismo. Incluye elementos como las vitaminas, que en su gran mayoría no son sintetizables internamente y hay que aportar de forma externa, o los minerales esenciales (calcio, fósforo, yodo, magnesio, etc).
Es importante conocer el organismo de cada uno e identificar posibles carencias, ya que en muchos casos es suficiente con rectificar la alimentación incrementando el consumo de alimentos ricos en las vitaminas o minerales necesarios.

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *